Vengo de un sitio donde la tierra se junta con el mar y cuando no se puede caminar se puede navegarconversando con Antonyo Marest

por Maylin Pérez

Naciste y creciste en Alicante, rodeado del azul intenso del mar Mediterráneo. ¿Cómo ha influido tu ciudad de origen en tu obra?

De una forma vital, su luz, sus colores, su gente, un conjunto de elementos que me han transmitido la pasión a la hora de aprender, crear y contar cosas al mundo de una manera distinta. Alicante es una ciudad milenaria, puerto de culturas y de pensamientos, este crisol de culturas fue un buen punto de inicio para mi talento creativo interior.

Actualmente tienes tu estudio en Madrid. ¿Por qué decidiste cambiar de sitio y cómo es la comunidad artística que te rodea?

Madrid es una ciudad acogedora, es el epicentro demográfico de España, una de las puertas que hermanan América con Europa y punto de reunión de las mayores puestas en escena del arte en este país. Cambié de Alicante a Madrid por motivos de tamaño del estudio, por oferta a la hora de llegar a más propuestas y porque siempre me he sentido atraído por la vitalidad que desprenden las grandes capitales del mundo. En España tenemos la gran fortuna de contar con dos escenarios de arte y cultura que son de una grandeza únicas, Madrid y Barcelona son dos escenarios donde nuestro estudio se podría haber ubicado perfectamente.

La comunidad artística que me rodea es totalmente transversal y se mueve en mundos diversos que tienen en su diferencia y el interés por crear cosas nuevas para el público, su punto de unión. En nuestro estudio de Madrid o Valencia, es fácil encontrar profesionales de la arquitectura, museos, diseño, moda, gastronomía, urbanismo, universidades que por motivo de algún trabajo actual o sencillamente por alguna colaboración o información eventual, vienen a nuestro estudio a disfrutar de un momento de buena conversación, intercambio de ideas y sobre todo un buen café.

De una forma vital, su luz, sus colores, su gente, un conjunto de elementos que me han transmitido la pasión a la hora de aprender, crear y contar cosas al mundo de una manera distinta. Alicante es una ciudad milenaria, puerto de culturas y de pensamientos, este crisol de culturas fue un buen punto de inicio para mi talento creativo interior.

antonyo-marest

"De una forma vital, su luz, sus colores, su gente, un conjunto de elementos que me han transmitido la pasión a la hora de aprender, crear y contar cosas al mundo de una manera distinta."

THE HUG

Serigrafía, 39.2 x 27.5 in (99.5 x 70cm)
Producida en Conquerour Connosieur 300g 100% Cotton

Edición de 50

Cada serigrafía es intervenida por el artista haciendo cada copia única.

¿Qué te define como artista?

Cuatro palabras: creativo, trabajador, constante y disciplinado.

¿Cómo valoras el arte urbano actual?

Como un movimiento dentro de la historia del arte donde hay mucha variedad. Es como un mercado de frutas, con algunas brillantes, coloridas, con interesantes matices de sabor, de diferentes países, con diferentes texturas y que en ciertas ocasiones detrás de un aspecto atractivo esconde la falta de sabor. 

¿Qué quiero decir con esto?, que el arte urbano actual está muy bien, pues existe una gran variedad de artistas. Me gustaría que se estudiara más la obra antes de hacerla. Mucha gente pinta por ser un post más en las redes sociales y esto realmente basa su potencia en la belleza y la belleza sin contenido es como un corazón que no late.

Eres un artista multidisciplinario que trabaja principalmente el arte urbano, siendo uno de los más reconocidos exponentes del movimiento a nivel internacional; también incursionas en la pintura, fotografía y diseño. ¿Cómo fueron tus inicios en el arte y cuándo decidiste enfocar más tu obra en los murales, tanto en exteriores como en interiores?

Mis inicios fueron en la calle, mi primer Grafiti fue en el 98 cuando me interesó esta cultura, me enfoqué en este mundo y deseé convertirlo en mi trabajo, digo trabajo porque es cuando me pagaron por pintar. Recuerdo pensar seriamente que, con trabajo, constancia y mi talento se podía vivir, aunque durante muchos años me decían que no, pero ya sabes, vengo de un sitio donde la tierra se junta con el mar y cuando no se puede caminar se puede navegar. Ahora gracias a la constancia y apoyo de mis compañeros puedo decir que soy artista y tengo un equipo del que estoy especialmente orgulloso, la unión, el sentimiento de familia, las risas, el duro trabajo de sol a sol y sobre todo la consciencia me llevan a disfrutar de este momento tan especial en nuestras vidas. El diseño, la pintura, la escultura, la fotografía y toda disciplina relacionada con el talento son para mí vías por las que expreso mi creatividad interior.

Caminando por distintas ciudades como Marruecos o Miami podemos tropezar con grandes edificios intervenidos por murales coloridos que combinan la geometría, la arquitectura y la naturaleza. ¿Cómo ha sido la evolución del color en tu obra y por qué el interés en el Art Deco y el estilo tropical?

La evolución vino con la inquietud y las ganas de descubrir el mundo, y, de una forma humilde, aprender de él. La evolución fue para mi bastante clara, cuanto más estudias, más aprendes, cuanto más aprendes más investigas y cuanto más investigas más puertas se abren a crear cosas nuevas. Pero siempre debes saber que antes hubo alguien como tú que se preocupó por hacer este trabajo y que dedicó parte de su vida y talento a que esto existiera; por respeto a lo anterior, debes reconocerlo y mejorar el legado con una mejora de la obra resultante. 

En cuanto al color es algo que transforma la vida de tu día a día, es junto a las formas un potente contenido inversivo que no precisa ni de textos ni de representaciones basadas en el realismo, es un formato que directamente asocia sentimientos y movimiento. En mi obra, por ejemplo, el colorfield dice más que un texto o rótulo gigante, no lo necesita, deja al público la capacidad y la libertad de sentir. Yo amo estas partes del arte: la libertad y la comunicación entre la obra, el espacio y el público. Por ejemplo: imagina el invierno en una ciudad tipo NY, Londres, Reikiavik, vas caminando y te encuentras con una casa amarilla en la calle, pero no un amarillo normal, un tono cálido que por un momento rompe el gris que te envuelve y lo transforma toda, ¿cambiaría tu día no? Y seguramente haría que un recuerdo surgiese en ese momento de conexión. Para mí eso es evolución y acción y lo plasmo en mi arte.

Anteriormente mencionaba que también incursionas en la pintura, la fotografía y el diseño. ¿Cómo relacionas e integras estas disciplinas con marcas reconocidas?

El diseño es una disciplina que me encanta, pues es como es hielo seco para acompañar a un martini, la pintura sería esa rodaja de naranja para destapar el sabor de un buen gin tonic y la fotografía es plof al abrir una botella de champagne. Los tres forman partes del momento perfecto en el lugar perfecto, el diseño porque te lo puedes llevar al campo que quieras, la pintura por que realza sus entornos y la fotografía que es el alma del momento. En resumidas cuentas, combinar estas disciplinas es un cóctel.

Coméntanos un poco sobre tu proceso de trabajo, específicamente las etapas por las que atraviesa regularmente un proyecto que desarrollas.

Podríamos compararlo con las 5 comidas necesarias para una dieta equilibrada 

  • Desayuno – Anotaciones e ideas
  • Almuerzo- Bocetos
  • Comida – Desarrollo de color
  • Merienda – Producción
  • Cena- Realización

Son estos 5 pasos que suelo seguir para poder hacer un buen proyecto.

Siguiendo la luz del trópico vas a pintar, por primera vez, un mural en la Ciudad de Panamá, ubicado en la calle Uruguay. ¿En qué consiste esta nueva obra y cuáles son tus expectativas?

Me interesa desde el minuto uno la integración del mural en la vida de los habitantes del barrio y por extensión a todos los ciudadanos de la ciudad. Estoy especialmente feliz por acercar a la comunidad la posibilidad de convivir en algo histórico como este icónico mural, llamado a crear un epicentro cultural, social y contemporáneo. Ha sido diseñado para atender una demanda de una ciudadanía que siente un mayor interés por la cultura, ya que una ciudad tan rica en cemento carece de una potente red de museos u oferta cultural, salvaguardando los brillantes y excepcionales que sí que están. La actualidad panameña demanda la creación de vida, cultura, arte, instalaciones por y para la ciudadanía que sirvan a su vez de elementos dinamizadores que aumenten la calidad de vida, de empresas y la sociedad, que le corresponden como gran capital mundial que es.

Nos quedamos en Panamá y nos trasladamos a Multiplo, un proyecto que promueve y comercializa exclusivas serigrafías de artistas contemporáneos destacados. Con cuál obra estás colaborando y cómo te sientes al “salirte” de tu zona de confort, interviniendo el papel en vez del muro.

Lo primero, agradecer a MULTIPLO la oportunidad de entrar en su colección como artista, un proyecto consolidado que encuentra en la promoción y la divulgación del arte, una excepcionalidad por la que es reconocido en el mundo del arte. Lo segundo, es un placer ofrecer una parte de mi obra para aquellos que deseen adquirir una obra de arte inspirada en este momento histórico. Un momento perfecto para incluir en su colección, oficinas, hogares o por qué no uno de los mejores regalos que se pueden hacer. Me he sentido especialmente ilusionado con la posibilidad de intervenir algo diferente a mi día a día, el tacto del papel, la textura que se forma entre la celulosa y la pintura ofrecerán una obra perfecta para cada opción.

0
Multiplo Editions
[]